Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Noviembre de 2008.

El misterio y la grandeza de la persona

20081104231747-17vijpuwcvry-m.jpg

Copio literalmente unas frases esclarecedoras sobre la persona del libro que estoy leyendo:"El Manto de Púrpura.Vida de Antonio Rosmini", para estímulo y deleite de los amantes del Personalismo:

Ese icono, ese precioso receptáculo en el que se unen los lazos misteriosos del objeto y del sujeto, de lo finito y lo infinito, es la PERSONA, apuesta sagrada del encuentro entre el Yo y el Universo objetivo de los seres, para volverse a Dios, que ilumina las cosas y a nosotros, los seres humanos, que trasciende el mundo de lo que es, y dispone sus particularidades para el cumplimiento, la unidad, hacia Él. ´(pág. 206-207)

Preciosa invitación a superar la cerrada subjetividad o la cosificada objetividad, en el misterio de la persona que percibe que sin un fundamento trascendente ni se entiende a sí misma, ni entiende el universo en el que se percibe.

04/11/2008 23:17 Angel María Pascual #. Teología personalista No hay comentarios. Comentar.

Preparando el retiro que predicaré en Torreciudad a los sacerdotes

20081104232839-2950524523-44cc9ccb6e-m.jpg

En El Casón, junto a la ermita, en el Santuario Mariano de Torreciudad (Huesca) predicaré un retiro para sacerdotes del 10 al 15 de noviembre.

Lo preparo con ilusión, utilizando el material que tengo acumulado, y renovándolo cuanto puedo. Este año paulino, además, es una ocasión para dar al retiro su toque bíblico, recogiendo la grandeza del legado del Apóstol de las gentes.

Espero que el paisaje impresionante del Somontano aragonés y la presencia de la venerada imagen de Santa María, que curó en su infancia a San Josemaría, supla las deficiencias de mi predicación y el retiro resulte exitoso.

Cuento con la aoración, el recuerdo y la compañía de los seguidores de este blog.

Terminé el

20081105000608-081104martes0.jpg

Con un final impactante termina este pequeño gran libro, que no me extraña esté teniendo tanto éxito.

Los campos de concentración nazis han sido mil veces retratados, mil veces condenados. Este libro los dinamita...

Y se conmueven los más profundos sentimientos de cualquier persona que tenga corazón, imaginación y moralidad...

Lo sigo recomendando a todos, empezando por el P. Julius ¡Sólo son doscientas páginas pequeñas y con letra grande!

Parece que la película también está muy buena... A ver cuándo la vemos...

05/11/2008 00:06 Angel María Pascual #. Libros No hay comentarios. Comentar.

"Teología de San pablo" de Joseph A. Fitzmyer

20081107215905-0136544193.jpg

Ediciones Cristiandad acaba de publicar la traducción española de esta obra interesante, actual, asequible y eminantemente científica. Una obra que andaba yo buscando y que ha sido una suerte encontrar.

Sólo tiene 199 páginas en edición de bolsillo, pero no tiene desperdicio. Analiza muy sensatamente la vida del Apóstol en muy pocas páginas, pero aportando lo que hoy se sabe sobre el tema con precisión y con convicción. Y en la segunda parte se detiene cuidadosamente en los principales temas teológicos: soteriología, antropología, eclesiología y ética.

El análisis es claro, pero huyendo de simplificaciones. Es profundo, sin perder claridad. Es bastante esquemático y muy sugerente. Por ejemplo, hablando de la Eucarístía, dice: No se puede discutir el realismo de la identidad de Cristo con el alimento eucarístico en la doctrina de Pablo, aunque Pablo no explique en qué consiste esa identidad. pero por la presencia del Señor se realiza la unidad de los cristianos. Por tanto, quien lleva a cabo la unidad de los hombres, según la mente de Pablo, es el Cristo eucarístico. (pág. 176)

Lo recomiendo vivamente en este año paulino. Es una verdadera maravilla y se lee muy a gusto. Merece la pena estudiarlo intensamente. A ver si los seguidores de este blog se animan.

07/11/2008 21:59 Angel María Pascual #. Libros Hay 1 comentario.

Con las maletas preparadas y con la casa en arreglos

20081110010547-foto-aerea.jpg

Ya tengo todo preparado para salir hacia Torreciudad. Voy con algunos de los participantes: ellos manejan y yo echaré algún que otro sueño.

Dejo mi casa con albañiles, pues estoy remodelando la vivienda. Me pondrán nuevas ventanas y va a quedar de maravilla. Eso sí, la economía parroquial se verá menguada, pero gracias a Dios he recibido unas buenas ayudas que me permiten afrontar esta empresa con optimismo.

Espero que en estos días adelanten los albañiles, para que no tenga que irme a vivir a otra parte, mientras terminan las obras.

Espero el acompañamiento de todos en mi predicación sacerdotal...

10/11/2008 00:55 Angel María Pascual #. Actualidad No hay comentarios. Comentar.

Unos días muy bien aprovechados en Torreciudad

20081115230428-home-07.jpg

 Terminé de predicar el retiro en el santuario de Torreciudad. Asistieron doce sacerdotes: 3 párrocos riojanos, un juez del tribunal de La Rota de Madrid, el Vicario general de Getafe y el Provisor de esa diócesis, tres párrocos de Córdoba, uno de Jaca y dos de Zaragoza, uno de ellos de origen guineano. Muy variado el origen y muy jóvenes la mayoría de los asistentes (la mitad no ha cumplido ni tres años de ministerio).

El ambiente ha sido muy familiar, amistoso, piadoso y de muchas ganas de aprovechar. El santuario y la ermita y el maravilloso pasisaje del Somontano, invitaban a la meditación e incitaban al retiro.

La predicación me ha resultado muy llevadera porque la tenía preparada, lo que me ha permitido leer, reflexionar, pasear y hasta ayudar en el santuario con las confesiones.

Fue impresionante la concelebración en el altar mayor del santuario. El retablo de cerca emociona. La imagen de San Josemaría es perfecta y llama a la devoción.

Hacía años que no visitaba Torreciudad (unos diez y siete). He quedado conmovido y con ganas de regresar.

Los que hicieron el retiro han salido con bastante entusiasmo. Se ve que nos acompañó la oración y el empuje de muchos. Gracias a todos.

15/11/2008 23:04 Angel María Pascual #. Actualidad No hay comentarios. Comentar.

Ventanas a medias y mucho frío en la casa

20081115231643-villamediana2.jpg

Al regresar a casa, tras predicar el retiro en Torreciudad me encuentro con el mirador ya renovado, pero sin cristales, y la sala de estar a diez grados de temperatura. Tres ventanas de la planta baja y dos de las escaleras, y para de contar.

A este paso llego con las obras a la Navidad. Si la cosa se pone fea tendré que pasar las noches en otro hospedaje. Y pienso que lo mejor será ir al Hogar sacerdotal, que está más cerca que mi casa de Sorzano. Veremos.

Ya se ve que para tener bien una cosa, antes hay que penar. Espero que el confort y el rendimiento de estos arreglos me compense de los fríos y trastornos actuales.

Cómo voy a recordar el calorcito del Casón de Torreciudad, junto a la ermita. Podía estar simplemente con la sotana. En casa estoy ahora con dos chaquetas y con frío.

En fin, todo pasará.

15/11/2008 23:16 Angel María Pascual #. Actualidad No hay comentarios. Comentar.

Ya leí el libro sobre Rosmini

20081115233649-rosmini.jpg

Y he quedado sorprendido y encantado. Por la grandeza del personaje, por las incomprensiones que sufrió, por las complicaciones de su época, por su categoría, por sus aportaciones filosóficas.

Rosmini se enfrentó al pensamiento cansino y derrotista de su época, refugiado en la mediocridad y sin ánimo de avanzar hacia terrenos difíciles, pero asequibles y necesarios. Y él lo hizo. Con mesura, discernimiento y sin dedicarse en exclusiva a ello, pues nunca abandonó sus tareas sacerdotales y de fundador de una congregación religiosa. Abrió derroteros nuevos al pensar, conjugando subjetividad y realismo, en un equilibrio que impresiona por sus matizaciones y por la riqueza de posibilidades que abre al conocimiento de la verdad

El momento político que le tocó vivir en su patria es de una complicación inimaginable. Él intentó aportar sensatez y calma y se vio envuelto en los despropósitos de quienes no buscan el bien sino el aprovecharse de la ocasión.

La Iglesia ha reconocido, tras largos tiempos de sospechas y dudas, la santidad de su vida y lo ha elevado a los altares. Lo tiene bien merecido.

El libro lleva por título El Manto de púrpura. Vida de Antonio Rosmini. Tiene 540 páginas, sin desperdicio. Copio un párrafo de la página 285: En el negocio filosófico hay más riqueza que la verdad que se descubre, y es el estudio y el trabajo que se realiza para descubrirla: las cuestiones fundamentales que se plantean, las meditaciones que tienden a resolverlas, incluso los errores que se cometen, le procuran a la filosofía un progreso y una ganancia, y contribuyen a enriquecerla.

 Ojalá mis amigos que estudian filosofía leyeran estos párrafos y sus profesores les hablaran de este extraordinario pensador.

15/11/2008 23:36 Angel María Pascual #. Libros No hay comentarios. Comentar.

En casa prestada

20081120211935-p.-angel-1.jpg

Los arreglos de la casa parroquial me tienen en la calle. Vivo de prestado a sólo unos metros en la casa de un sacerdote amigo, natural de Villamediana.

Es de agradecer esta muestra de solidaridad que me permite seguir con todo el trabajo parroquial y librarme del frío, el polvo y los ruidos de las obras.

Espero no se prolonguen demasiado. Las ventanas ya están puestas la mitad aproximadamente. También se va terminando el cuarto y el baño del la planta baja. La cocina está levantada, pero ya estuvo el carpintero que hará los muebles y montará los electrodomésticos.

Hacemos la catequesis como podemos, en cuartos llenos de cosas almacenadas o en preparación para arreglarse. Pero, hay buena disposición por parte de todos.

A pesar de ello, sigo con mis clases con el seminarista Antonio, y aún saco algo de tiempo para leer cosas interesantes, que espero comentar uno de estos días.

Psicología y formación sacerdotal (I)

20081122133212-06hands.jpg

He leído con interés, pues se trata de un documento muy esperado, las "Orientaciones para el uso de las competencias de la Psicología en la admisión y en la formación de los candidatos al sacerdocio", publicado por la Congregación para la Educación Católica.

Este es un tema del que se habla mucho, en el que se disparata algo y donde se improvisa no poco. Y es que la persona, con la que dicho tema tiene que ver, es lo más delicado, lo más sutil y lo más sagrado de la creación. Y estando ella de por medio hay que tratar de meterse de lleno, dejándose de palabrerías y de echar a otros la carga, implicarse a tope y no contentarse con superficialidades peligrosas: hay -diría yo- que "d-e-s-v-i-v-i-r-s-e". Si además de la persona entra también su vocación divina, nada menos que al sacerdocio celibatario, el tema se hace aún más complicado y difícil.

Difícil y delicado sí, y más complicado hoy que en otros tiempos por el modo de ser y de vivir en esta sociedad tecnificada, arreligiosa y poco humanista, pero en absoluto imposible o que se haya de dejar en manos de tecnicos, sin que tengan nada que hacer ni decir los auténticos FORMADORES.

Es de agradecer la concreción y brevedad de documento, que da claridad, seguridad y marca vías SEGURAS por las que seguir avanzando.

Primero, señala el objetivo de la formación humana del candidato: Lograr "el equilibrio humano y psíquico, particularmente afectivo, de forma que permita al sujeto estar predispuesto de manera adecuada a una donación de sí verdaderamente libre en la relación con los fieles, según una vida celibataria" (nº 2).

Equilibrio significa -a mi parecer- mantenimiento continuado y asentado, con salida inmediata de caidas por los extremos. Lo contrario es desequilibrio. La formación humana debe ayudar, pues, a lograr ese estado habitual. Sin asustarse si se dieran algunas caidas, mientras estas no impidan recuperar el estado normal, de inmediato y sin secuelas. Y mientras se observe que se va progresando en el mantenimiento del equilibrio, que nunca excluye la vigilancia, pero sí el desasosiego. Todo ello mediante un "gradual, prolongado y no siempre lineal camino de formación" (nº 2).

El documento afirma que quienes deben intervenir en este proceso formativo son los FORMADORES, pues los psicólogos no pueden formar parte del equipo de formadores (nº 6). Ahora bien los psicólogos pueden ser "útiles" al Rector y a los demás formadores como "colaboradores" y no suplentes. Es decir que los formadores no se pueden escudar en los psicólogos para dejar de conocer, a base de trato continuado y no superficial, a los formandos, aceptando sin más lo que éstos puedan decir sobre su personalidad y sobre su futuro. También es interesante lo que el documento dice sobre el uso por aprte de los formadores de "tecnicas psicológicas o psicoterapéuticas especializadas". Taxativamente prohibe hacerlo: "se deberá evitar" (nº 5).

El Documento apuesta, por tanto, por unos formadores bien preparados (en el conocimiento de las personas, más que en técnicas sutiles), que deberán dedicarse en cuerpo y alma a conocer a cada uno y a tratar de discernir lo que Dios ha dispuesto para él. ¿Se podrá lograr esto, dedicandose a "otra"  u "otras" pastorales" más urgentes y también más atractivas? ¿Habrá -me pregunto yo- otra actividad más "pastoral" que ésta? Yo diría que ninguna más difícil, pero ninguna, también, más decisiva para el futuro de la Iglesia.

¡Y pensar que hay tan pocos que se entusiasmen con ella!Tal vez sea porque hay que prescindir del propio vivir  (desviviirse) para "convivir", sin restricciones con los formandos, porque es la única forma de conocerlos, de discernir su vocación y de lograr que alcancen el equilibrio requerido, sin que el propio formador lo pierda. Por eso yo me atrevo a llamar a este proceso formativo, en uno de mis libros, "apasionante aventura".

Ahora la vivo a tope con el único seminarista de mi diócesis de Calahorra, que, terminados deficientemente los estudios (ronda los 40 años), se prepara para la ordenación. Sólo se me ha encomendado la dimensión intelectual-teológica, pero disfruto haciéndolo y lo vivo con pasión, sin escudarme en que tal vez los psicólogos dirían que aquí hay poco que hacer.

 

Predicando un retiro en Logroño

20081125171306-05prayin.jpg

Hoy prediqué en Logroño un retiro para señoras, alejándome un poco de los ajetreos de obras en la casa parroquial.

Les hablé de la fe y del optimismo. De una fe que permite tener una visión más amplia de la que alcanza nuestra razón. Una mirada que alcanza nuestros orígenes y el fin al que tendemos.

La fe exige fiarse y apropiarse de la visión agena. Pero una vez aceptada capacita a nuestra inteligencia para moverse por terrenos inexplorados, pero razonables.

La fe, razonada, pensada, vivida, permite sonreir y esperar y gozar más, porque asegura que el bien es más fuerte que el mal, cosa que no se percibe fácilmente sin fe. Porque nos asegura un destino amoroso en manos de quien nos quiere bien que es nuestro Dios y Padre.

Espero que las señoras que asistieron, unas veinte, hayan salido más animadas.

25/11/2008 17:13 Angel María Pascual #. Teología personalista No hay comentarios. Comentar.

Psicología y formación sacerdotal (II)

20081126215025-02.jpg

Ante la tarea nada fácil de formar sacerdotes y discernir su idoneidad para el ministerio, la Congregación para la Educación católica publica unas "Orientaciones para el uso de las competencias de la psicología en la admisión y formación de los candidatos al sacerdocio"  que considero muy útiles y esclarecedoras para no estancarse frente a los problemas que surgen en el proceso formativo, y saber a qué atenerse.

"Los formadores -dice el nº 12- deben asegurar una atmósfera de confianza, de tal manera que el candidato pueda abrirse y participar con convicción en la obra de discernimiento y de acompañamiento, ofreciendo su colaboración, convencida y cordial." Esta es -pienso yo- la clave. Sin este clima -fruto, sin duda de mucha exigencia y mucha dedicación por parte de todos ( y con menos disculpas pseudopastorales)- de nada sirve la ayuda de los psicólogos. Y, sin embargo, si se logra este buen clima, el recurso a los psicólogos podría ser útil, pero para ayudar, no para castigar, o para sentirse disculpados de la obligación de formar y de tener que tomar decisiones de las que se debe uno responsabilizar. Más claro no lo puede decir el documento: "se debe evitar la impresión de que esta sugerencia (sic) -de realizar una consulta psicológica- pueda significar el preludio de una inevitable expulsión del Seminario". (nº 12) Y más adelante se dice también: "En el caso que el candidato, ante una petición formulada por parte de los formadores, rechazase acceder a una consulta psicológica, ellos no forzarán de ningún modo su voluntad y procederán prudentemente en la obra de discernimiento con los conocimientos que dispongan, teniendo en cuenta el citado canon 1052."

Es decir, que mandar al psicólogo, no libera a los formadores de su responsabilidad. Ellos son los responsables y no se pueden escudar diciendo: "El psicólogo ha dicho o ha dejado de decir". Más bien tendrían que declarar: " Bajo mi responsabilidad yo determino ésto, por esta y por esta razón ( haciendo suyas, si el candidato ha autorizado a usarlas, las indicaciones del psicólogo), que estoy dispuesto a firmar por escrito, para que pueda siempre ser tenida en cuenta, a mi favor o en mi contra".

Aún se añaden otros detalles importantes para que quede bien claro que son los formadores los únicos responsables y que el psicólogo no determina quien es o no apto: "El candidato podrá ser invitado a dar libremente su propio consentimiento por escrito para que el psicólogo, obligado al secreto profesional, pueda comunicar los resultados de la consulta a los formadores, indicados por el mismo candidato" (nº 13) Y "A fin de proteger, en el presente y en el futuro, la intimidad y la buena fama del candidato se preste particular atención a que el parecer profesional, expresado por el psicólogo sea accesible exclusivamente a los respondsables de la formación, con la precisa y vinculante prohibición de hacer uso ajeno a aquel que es propio del discernimiento vocacional y de la formación del candidato" (nº 13). Y aún se añade: "El psicólogo, sólo con el previo consentimiento escrito del candidato, les dará su aportación (a los formadores) para comprender el tipo de personalidad y la problemática que el candidato está afrontando o deberá afrontar" (nº 15)

En definitiva, que hay que tomarse muy, pero que muy en serio la tarea de formador, y no esperar que de fuera (del psicólogo) vaya a venir el conocimiento de la persona que no se consigue con una convivencia continuada, con una relación basada en la fe y en la caridad exigente, y con un desvivirse para que los otros adquieran , como dice el documento la capacidad para "una donación de sí verdaderamente libre en la relación con los fieles, según una vida celibataria" (nº 2).

Yo resumiría por ello el documento, diciendo que pide un algo de psicología en los seminarios, pero un mucho de dirección espiritual, de clima sereno de oración y vida de gracia, de estudio concienzudo, de convivencia abierta y leal, y de presencia desvivida de unos formadores que, por el seminario estén dispuestos a dejar cualquier otra pastoral aparentemente más necesaria. Y no se puede dedicar a cualquiera a esta tarea: "Todo formador -dice el nº 4- ha de estar preparado, incluso mediante cursos específicos adecuados, para una profunda comprensión de la persona humana y de las exigencia de su formación al ministerio ordenado". Bueno sería tener esto en cuanta, sobre todo cuando se va disponiendo de un número mayor de sacerdotes.

Preparando la Vigilia de la Inmaculada

20081127183610-inmaculada-3.jpg

Apoyándome en la Asociación Parroquial Cofrade "Virgen Dolorosa" estoy organizando una Vigilia Juvenil en honor de María inmaculada, en la víspera de su fiesta el próximo 7 de diciembre. Los actos previstos son los siguientes:

-Concentración en el atrio de la Iglesia a las seis de la tarde

-Procesión de antorchas hasta la ermita de Santa Eufemia

-Hogera

-Chocolatada

Espero contar con la presencia de muchos jóvenes para celebrar juntos a María, la siempre joven, la purísima, abogada especial de la Juventud.

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris