Facebook Twitter Google +1     Admin

Pequeña historia en un ya prolongado confinamiento

20200326194549-fb-img-1585251794960.jpg

Acabo de tocar la campana, acompañando los aplausos agradecidos a los que nos cuidan. Y pongo la foto de esta pequeña imagen del corazón de Jesús,  que restauré esta tarde. La he bautizado como el Corazón de Jesús curado. Me la dejaron a la puerta de la casa, con las ropas usadas que recojo para cáritas y que ni en estos días de confinamiento paran de dejarme. A la imagencita, hecha de estos materiales duros de ahora, le faltaba una mano y de las tres potencias que aureolan la cabeza solo le quedaba una que daba un aspecto feo a la figurita. También la pintura tenía algún fallo. Al dejarla como nueva le he pedido y le seguiré pidiendo que Él cure de verdad a los enfermos de esta pandemia y frene los fallecimientos. Son pequeñas historias de este extraño confinamiento nuestro.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris