Facebook Twitter Google +1     Admin

La sed del corazón y el agua que la quita

20140322175517-jesus-y-la-samaritana3.jpg

Como la Samaritana, también los creyentes de hoy, pedimos en este domingo el agua que vivifica y calma nuestra sed de verdadera vida. La pedimos para nuestro mundo desorientado y atribulado. La pedimos y nos preparamos para sumergirnos en ella en la noche santa de la Pascua. La pedimos, mientras recibimos el Pan de vida, que es el mismo Cristo que tuvo sed de la conversión de la Samaritana y la llenó de vida ¡Que hermoso tiempo de Pascua nos espera tras esta refrescante y estimulante cuaresma!  

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris