Facebook Twitter Google +1     Admin

La fe nos permite escuchar a Dios

20131005235543-anodelafe.jpg

El silencio de Dios se nos hace hoy más llamativo que nunca, pues somos más arrogantes y más sensibles que en tiempos pasados, a la injusticia, al dolor, a la marginación.  Aunque en todo tiempo existieron males semejantes, hoy se pone más de manifiesto por la constante denuncia de los medios de comunicación… Muchos piensan además que la Iglesia no presta suficiente voz a Dios en la condena de todos esos males, o que se deja contaminar por ellos.

Escuchar hoy en la misa que Dios responde, que Dios escucha, que no le somos indiferentes, nos debiera llevar a reconocer nuestra arrogancia, nuestra increencia, que no nos permite oírle. Y con el salmo a repetir muchas veces: “Escucharemos tu voz, Señor”. Tal vez silenciando más la televisión, los ordenadores, los gritos estridentes, y dando más volumen a nuestra oración, especialmente en las celebraciones eucarísticas. 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris