Facebook Twitter Google +1     Admin

“¡Mar adentro, y echad vuestras redes para la pesca!”

20190210235450-pesca-milagrosa.jpg

Los Apóstoles se admiraron del mandato de Cristo, de adentrarse en el mar y no acomodarse en la orilla, que les obtuvo la mayor pesca de toda su vida. Pero aún se asombraron más cuando Cristo le dice a Pedro: “Desde ahora, serás pescador de hombres”. Entendieron así que el mundo los necesitaba en las profundidades de sus problemas, no en la orilla de sus comodidades. En La Rioja estamos escuchado hoy: ¡EUNTES! “¡Id y anunciad el Evangelio!”

 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris