Facebook Twitter Google +1     Admin

Pregón de Semana Santa: Tercer toque de tambores y trompetas

20140405215714-1396723342477.jpg

Tras la noche oscura del Viernes, que se prolonga a lo largo de todo el sábado, día en que el mundo estuvo a merced de la muerte, que alcanzó hasta el mismo Dios, se encenderá la luz de la victoria

Porque, el oscurecer el sábado santo, este templo y todos los templos cristianos del mundo, se inundarán de luz en la gran Vigilia de la Pascua: la luz de la fe, la luz del que venció a la muerte. Escucharemos los relatos de la creación del mundo y del paso del Mar Rojo, culminando con el de la Resurrección de Cristo, que se hará actual y viva en el sacramento eucarístico. Sonarán las campanas anunciando la victoria sobre la muerte, que se nos comunica por el bautismo y la Eucaristía. Y así, en esa noche única y luminosa, renovaréis vuestro bautismo y comulgaréis al Señor Resucitado, en un encuentro vivo que os renovará, os rejuvenecerá y os lanzará al mundo para transformarlo.

Y, la mañana del Domingo, reviviréis el ir y venir de las mujeres y los discípulos al Sepulcro, incrédulos aún pero abiertos a la fe y deseosos de comer y beber con el Resucitado la gran Eucaristía de la Pascua y de todos los domingos, el gran sacramento que nos lo trae de verdad, a pesar de nuestra increencia o de nuestros descuidos.

Cantemos, pues, porque está cerca, más cerca, la Pascua y escuchemos después el tercer toque del Pregón, que nos anuncia ya que la Semana Santa está a la puerta:

Cerca de ti Señor yo quiero estar, Tu grande y tierno amor quiero gozar. Llena mi pobre ser, limpia mi corazón, hazme tu rostro ver en la aflicción.

 

05/04/2014 21:57 Angel María Pascual #. Pastoral

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris