Facebook Twitter Google +1     Admin

Un artículo mío del día siguiente a la elección del Papa Benedicto

20130228141145-9788428538732.jpg

En comunión de fe y alegría con toda la Iglesia, en directo por los medios de comunicación, el día martes 19 de abril (2005), he recibido la noticia de la elección del nuevo Papa Benedicto XVI, que recayó en la prestigiosa personalidad del Cardenal Joseph Ratzinger.

Los medios de Comunicación, desde una óptica ajena a la fe y a la más elemental honradez, han difundido estos días comentarios sobre su persona que demuestran ignorancia y perversión, olvidando que la más elemental justicia pide hacer juicios de aquello que se conoce, y de lo que se ignora, informarse, antes de hablar. El mismo día de la elección del nuevo Papa, parece que los periodistas ya se leyeron su imponente obra teológica, y por ello se permiten pronosticar un Pontificado conservador.

He tenido el gusto, y el deleite intelectual, de leerme los siguientes libros de este gran teólogo, ahora convertido en Papa: Introducción al Cristianismo, El Dios de Jesucristo, Teología e Historia, Palabra en la Iglesia, Informe Sobre la Fe, El Nuevo Pueblo de Dios, Iglesia Ecumenismo y Política, La Iglesia, Escatología, El Espíritu de la Liturgia, El Camino Pascual, María primera Iglesia, Una Mirada a Europa, La Fraternidad de los Cristianos, Imágenes de la Esperanza, La sal de la Tierra, Mirar a Cristo, Mi vida, Dios como problema, Un canto nuevo para el Señor, La fiesta de la fe, Teoría de los principios teológicos, Creación y pecado, Ser cristiano en la era neopagana, De la mano de Cristo, Convocados en el camino de la Fe, La Eucaristía centro de la vida.

Cuando se pueden decir tantas cosas originales del nuevo Papa, como originales son sus aportaciones teológicas, muchos informadores se  limitan a repetir: “Conservador, conservador”, sin saber ni de qué están hablando. Yo me atrevo a decirles: Los conservadores son ustedes, amigos míos, porque mantienen atrevidamente su ignorancia, sin ser capaces de leer un solo libro de este gran teólogo para saber de qué y de quien están hablando. Porque con una simple ojeada que dieran a su obra hablarían de él en otros términos, o se limitarían a callar respetuosamente como los sensatos.

Sus intuiciones a la hora de razonar son tan esclarecedoras, que temas controversiales, se hacen claros y aceptables para cualquier persona que se acerque al asunto con honradez intelectual. Por eso tiene a veces más enemigos entre la atrevida ignorancia de algunos clérigos católicos, que entre la honradez de serios teólogos o pastores no católicos, que lo aprecian y respetan, porque nunca abandona el diálogo en búsqueda de la verdad, y no es arrogante..

Muchas otras cosas se podrían decir del Nuevo Papa. Basten las indicadas para probar su genialidad y  su competencia para asumir el ministerio papal. Que Dios y Santa María cuide al nuevo Papa y que sea verdad lo que le cantamos con tanto gusto en estos días: "Obispo de Roma, Sucesor de Pedro, Vicario de Cristo, ¡Todos te queremos!"

Sololá, 20 de abril de 2005

28/02/2013 14:11 Angel María Pascual #. Personas

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris