Facebook Twitter Google +1     Admin

En la proximidad del Domingo de Ramos

20120330223215-jornada-juventud.jpg

“Jesús rehuyó siempre las tentativas populares de hacerle rey, pero elige el momento y prepara los detalles de su entrada mesiánica en la ciudad de David, su padre. Es aclamado como hijo de David, el que trae la salvación (“Hosanna” quiere decir “¡sálvanos!”. “¡Danos la salvación!”). Pues bien, el  “Rey de la Gloria” entra en su ciudad “montado en un asno”: no conquista a la hija de Sión, figura de su Iglesia, ni por la astucia ni por la violencia, sino por la humildad que da testimonio de la Verdad. Por eso los súbditos de su Reino, aquel día fueron los niños y los “pobres de Dios”, que le aclamaban como los ángeles lo anunciaron a los pastores.” (Catecismo de la Iglesia)

            En un mundo como el nuestro, harto de promesas falsas y palabras huecas, se necesita la Semana Santa para aclamar al que viene humilde y callado a dar su vida por nosotros. Que nuestros ramos expresen adhesión y compromiso con ese Rey humilde, que quiere y puede salvarnos.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris