Facebook Twitter Google +1     Admin

El Sacerdote como liturgo

20120221221059-aurelio-garc-c3-ada-mac-c3-adas.jpg

Ayer tuvimos dos magnificas conferencias, seguidas de un interesante diálogo con el liturgista (y rector del seminario) de Valladolid Aurelio García Macías (en la foto).

La primera sobre "El sacerdote como liturgo en los tiempos actuales" aclaró con gracia y sólidos argumentos que el sacerdote debe sentirse y entregarse como "ofrenda existencial permanente", sobre todo en la administración de los sacramentos, especialmente en la eucaristía y como presidente de toda celebración litúrgica. Y recalcó el papel del sacerdote como intercesor que debe "orar mucho por su pueblo" si quiere ser buen pastor.

La segunda sesión trató sobre el "Ministerio de la presidencia litúrgica", ministerio de representación, "in persona Christi capitis" y realizado "in nomine ecclesiae".

Fue valiente en sus respuestas y muy contundente. Argumentó con claridad y sin componendas, por ejemplo, cuando habló de la vestimenta litúrgica (la casulla como manto apostólico de caridad y la estola signo de autoridad, puesta bajo la caridad), de la necesidad de hacer una mixtagogía de los signos, de que sin fe las celebraciones litrúgicas no atraen y que el sacerdote no se puede convertir en un entretenedor de los fieles.

Creo que salimos animados, estimulados y dispuestos a tamarnos más en serio nuestro imprescindible y humilde ministerio sacerdotal.

21/02/2012 22:10 Angel María Pascual #. Pastoral

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris