Facebook Twitter Google +1     Admin

Gracias, Santo Padre

20120124234417-img-8392.jpg

Por la hermosa reflexión que nos ha hecho en este día, 24 de enero, en el documento para la Jornada anual de las Comunicaciones sociales. Transcribo el último párrafo que me ha emocionado y tocado el corazón y recordado experiencias de mi dilatada vida sacerdotal:

Palabra y silencio. Aprender a comunicar quiere decir aprender a escuchar, a contemplar, además de hablar, y esto es especialmente importante para los agentes de la evangelización: silencio y palabra son elementos esenciales e integrantes de la acción comunicativa de la Iglesia, para un renovado anuncio de Cristo en el mundo contemporáneo. A María, cuyo silencio "escucha y hace florecer la Palabra", confío toda la obra de evangelización que la Iglesia realiza a través de los medios de comunicación social. (Benedicto XVI)

En este día en que celebro las Bodas de Plata de mi llegada a Guatemala para ejercer el ministerio de formador de sacerdotes durante veinte años, recuerdo con afecto, más que las palabras, los silencios elocuentes que escuché. Si tuviera que añadirles una palabra, sería: ¡GRACIAS!

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris