Facebook Twitter Google +1     Admin

Es posible un cambio

20120121170204-dscn2133.jpg

            Nos indigna la corrupción, la falta de transparencia, la injusticia, la mentira, la búsqueda a toda costa de placer, pero ¿hacemos algo por cambiar?

            La Palabra de Dios nos anima a intentarlo. Nos asegura que se puede. Porque Dios está a favor de la conversión y la provoca, como  lo cuenta dramáticamente el profeta Jonás.

            “Volver a la comunión con Dios, después de haberla perdido por el pecado, es un movimiento que nace de la gracia de Dios, rico en misericordia y deseoso de la salvación de los hombres. Es preciso pedir este don precioso para sí mismo y para los demás.” (Catecismo de la Iglesia)

            ¿Por qué en vez de quejarnos tanto no oramos pidiendo la conversión? Desconfiamos de Dios y confiamos poco en la persona humana  y así dificultamos el cambio. Con el salmista recemos: “Recuerda, Señor, que tu ternura y tu misericordia son eternas; acuérdate de mí con misericordia, por tu bondad, Señor”.

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: P. Juan Carlos Sochón Cifuentes.

Muchas gracias por su generosidad Padre Ángel, Dios le premie su trabajo.

Fecha: 22/01/2012 02:50.


gravatar.comAutor: Angel Mª Pascual

Lo mismo te deseo, P. Juan Carlos. Que logres mucho fruto en esa querida tierra de Argentina.

Fecha: 24/01/2012 22:49.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris