Facebook Twitter Google +1     Admin

Una verdadera bendición de Dios

20091113000857-img-9021.jpg

La que siguen disfrutando en la querida diócesis de Sololá, en Guatemala. Me refiero a los numerosos jóvenes que se plantean la vocación sacerdotal y acuden a la convivencia de ingreso al Seminario Mayor. Me lo cuenta un gran amigo Ronald, que acabó este año los estudios del Seminario. Dice así:

 Le escribo desde el Seminario, donde me encuentro acompañando a los futuros seminaristas de introductorio en su convivencia. También están aquí Rigo Jichá, Carlos Xinico, Felipe Jocholá y Santiago Ajú. Ya terminamos el Seminario y este es el primer sevicio que prestamos al Seminario como exalumnos. Hay 36 participantes en la covivencia, 5 que vienen de Izabal, 2 de Quetzaltenngo y el resto, de las parroquias de la Diócesis. A muchos de ellos ya los conocíamos porque al trabajar en la pastoral vocacional ya los estábamos tratando; a otros, en cambio, los hemos conocido en estos días. Les encomendamos y les ayudamos desde la amistad y el compañerismo.

Cuenten también con mi oración y la de los lectores de este blog para que sean muchos los admitidos a ese querido Seminario Mayor Sololateco.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris