Facebook Twitter Google +1     Admin

A mis inolvidables amigos, los seminarisitas de Sololá

20091027004007-felicidades.jpg

Están culminando el año lectivo, con ganas, imagino, de vacaciones. Los felicito por su esfuerzo y su alegría. Son la esperanza de la Iglesia en Centroamérica. Son nuestra esperanza, me incluyo también, y por tanto, su perseverancia nos alegra.

En este año sacerdotal han puesto una piedra importante en el edificio del sacerdocio, que se construye, piedra a piedra, con la respuesta generosa de los vocacionados. Me alegra que, un año más, hayan respondido generosamente.

Recuerdo a muchos de ustedes con su sonrisa abierta, sus ganas de hacer bromas y con su gran capacidad de sacrificio y generosidad. Me apoyo en ese entusiasmo para realizar mi ministerio sin desánimo y con mucho gozo. Cuento también con su fidelidad a la vocación en estas vacaciones que vivirán con los suyos y que les deseo sean muy felices. Su perseverancia nos ayuda mucho a nosotros, los sacerdotes. Gracias.

¡Ya les falta menos para le meta!¡Adelante, pues!

27/10/2009 00:28 Angel María Pascual #. Personas

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris