Facebook Twitter Google +1     Admin

Los Obispos guatemaltecos escriben muy acertadamente a sus sacerdotes

20090813132321-thumbnailcawu1r0e.jpg

Y lo hacen con motivo de este año sacerdotal, convocado por el Papa.

Cómo agradecemos los presbíteros el desvelo de nuestros Obispos, sus palabras de ánimo, su ejemplo, su paciencia, sus indicaciones y sobre todo el ejercicio claro y sin complejos de su ministerio de Pastores del Pueblo de Dios, del que hemos sido constituídos colaboradores necesarios.

Por eso me imagino lo agradecidos que estarán mis amigos sacerdotes y seminaristas guatemaltecos por estas lúcidas, claras y valientes palabras de sus obispos. Ojalá las reciban con entusiasmo y les sirvan de estímulo en las horas bajas de cansancio, desgana o indiferencia.

Ojalá que esas páginas, llenas de cariño, reflexión teológica y guía espiritual, les ayuden a ser, como el Santo Cura de Ars, como tantos sacerdotes santos, que les han precedido, alguno de los cuales han dejado su precioso testimonio de vida sacerdotal en esa tierra querida de Guatemala.

Y ojalá que, muy unidos a sus pastores, anuncien con responsabilidad el evangelio, para no dejar que les arrebaten a diario, a tantas personas sencillas esas descarriadas sectas.

Cuenten con mi oración constante y mi estima a toda prueba. Los encomiendo a Santa María de la Asunción para que vivan y vivamos, como desean sus Obispos, un muy fecundo año sacerdotal, con una cosecha de muchas y fieles vocaciones sacerdotales. 

Y mi agradecimiento a José Alejandro, seminarista de Santa Rosa y buen amigo, que me ha enviado el documento episcopal.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris