Facebook Twitter Google +1     Admin

Rodeado de nieve, pero con el corazón caliente

20081213132600-thumbnailca93foow.jpg

Hace un frío tremendo. Los montes que rodean el valle del río Iregua están cubiertos de nieve. La vista, preciosa; la temperatura: cuatro grados sobre cero. ¡Vamos, a punto de nevar!

Pero la cercanía de la Navidad me calienta el corazón aunque siga con los pies fríos. Porque es maravilloso saber que Dios se ha hecho niño y que para tratarlo basta con acercarse a la Iglesia o recibirlo en la comunión.

Me calienta también el corazón el afecto de los amigos, de cerca y de lejos, que me recuerdan, me escriben y... rezan por mi. Es hermosa la navidad y ya falta menos para que llegue.

¡Que sea muy feliz para todos!

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris