Facebook Twitter Google +1     Admin

Que veinte años no es nada.

20070807120450-panajachel-2.jpg

Esta simpática novela escrita por Marta Rivera de la Cruz, ayuda a entender que, tras cada persona, se puede encontrar una extraordinaria historia si hay ojos sensibles que la perciban y una boca entusiasta que la narre.

Por la novela desfilan personajes fantásticos que embellecen y animan la áventrua particular de Cósimo Herrera. Es este un escritor de fama que aspira ganar el premio Nobel y que, decepcionado porque no lo consigue, se retira a una ciudad provinciana, donde rehace su vida, descubre un mundo singular y se reencuentra a sí mismo, lejos de los ambientes que frecuentaba anteriormente.

Junto a Cósimo Herrera la joven Luisa, veinte años más joven que él, descubre la vida, la literatura y un amor arrebatado, capaz de hacerla emprender aventuras y proyectos deslumbrantes. Todo en la novela es sencillo y partentoso a la vez. En cada personaje secundario descubre la escritora insospechadas originalidades y una grandeza de ánimo que supera el ambiente estrecho de la ciudad provinciana, situada en un lugar y tiempo brumoso y casi mítico, que sin embargo se puede identificar muy bien con nuestro tiempo y con nuestros lugares de vida.

 

07/08/2007 12:13 Angel María Pascual #. Libros

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris