Facebook Twitter Google +1     Admin

El candidato ideal

Formar personas es tarea difícil pero apasionante. Formar personas a las que Dios mismo llama para ser sus ministros es tarea aún más difícil, pero nunca imposible.

Y es que, aunque no se logre el candidato ideal, sí se puede encontrar y formar al candidato normal. Y lo es aquel que ha adquirido las aptitudes que la Iglesia señala para ser sacerdotes, amparada en una historia bimilenaria de formación, y que explica detalladamente en su Magisterio.

¿Que se arriesgan los formadores al no presentar candidatos ideales, sino normales? Más se arriesga Dios y, sin embargo, no retira la confianza a su Iglesia, que sigue cumpliendo su misión divina a través de personas humanas limitadas y normales, no ideales. A las pruebas me remito. 

20/07/2007 13:34 Angel María Pascual #. Pastoral

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris