Facebook Twitter Google +1     Admin

Evangelio dominical

20191025193715-fariseo-y-publicano.jpg

Todo el que se enaltece será humillado y el que se humilla será enaltecido.

La actitud farisaica, que tan vivamente condena el evangelio que leeremos en este domingo, es un vicio a combatir. El engreído fariseo piensa que hace un favor a Dios cuando le sirve o le reza. Menos mal, que a su lado hay un humilde publicano que sabe que su pequeñez no le impide esperar en el Dios que “está cerca de los atribulados y salva a los abatidos”. Recemos, pues, con sencillez y nunca con orgullo.

25/10/2019 19:37 Angel María Pascual #. Pastoral

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris