Facebook Twitter Google +1     Admin

Nuevos beatos en Guatemala

20171013205030-p-tulio-y-conductor-y-catequista-obdulio.jpg

Gran alegría por esta noticia que nos llena de gozo a todos los que queremos a Guatemala y a sus gentes cristianas, sencillas y siempre esperanzadas.

El Papa Francisco aprobó el 11 de octubre el decreto que reconoce el martirio del sacerdote franciscano italiano Tullio Maruzzo y del laico Luis Obdulio Arroyo Navarro, decretando que murieron "asesinados por odio a la fe" el 1 de julio de 1981 en Guatemala.

El P. Maruzzo llegó a Guatemala en enero de 1960 procedente de Italia como misionero franciscano. Sirvió en distintas parroquias hasta que fue enviado a la de San José, que contaba con 50 aldeas. El sacerdote tenía buen carácter, no rechazaba a nadie y pasaba largas horas escuchando a los campesinos a muchos de los cuales conocía por su nombre.

Pero la situación social y política de Guatemala se iba agravando; las fuerzas políticas se radicalizaban y consideraban al opositor como un adversario al que había que eliminar. En Izabal, donde servía el P. Maruzzo, los campesinos veían como algunas personas les quitaban las tierras que ellos habían convertido en campos de cultivo. La inmensa mayoría de los campesinos eran analfabetos y no habían registrado los campos con documentos oficiales escritos. Cuando las tropas ocupaban sus campos, los campesinos sólo podían trabajar como peones del nuevo dueño, o emigrar a otras tierras. El P. Tulio se propuso ayudar a los campesinos, para que legalizaran las tierras que cultivaban. Esto no pasó inadvertido a los militares y comisionados que querían quedarse con las tierras ya trabajadas; por lo cual comenzaron a amenazarlo. Siguieron después las calumnias que acusaban al P. Tulio de colaborar con la guerrilla.

Sus superiores, temiendo por su vida lo trasladaron a la Parroquia del Sagrado Corazón de Quiriguá. El P. Tulio no estaba de acuerdo en abandonar el rebaño; pero obedeció. Era el 14 de mayo de 1980. Siguieron las calumnias y amenazas en ese lugar. El 1 de julio de 1981, a las 10:30 p.m. al regreso de acompañar a algunos fieles a su casa, en la Aldea Pueblos Nuevos, después de participar en un encuentro de Cursillos de Cristiandad, fueron emboscados y asesinados el P. Tulio Maruzzo y su colaborador laico que conducía el vehículo, Luis Obdulio Arroyo Navarro. Luis Obdulio era conductor profesional (profesión importante en países con carreteras peligrosas), tenía 26 años, era terciario franciscano (laico de esta espiritualidad) y catequista en su parroquia. Esta causa de beatificación, promovida por los franciscanos de la región del Véneto, empezó en 2005. 

13/10/2017 20:50 Angel María Pascual #. Noticias

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris