Facebook Twitter Google +1     Admin

Domingo de la Santísima Trinidad

20150530164550-dua03922.jpg

Hablar de Dios como lo hace el evangelio es hablar de un misterio que nos supera sin abrumarnos. Pues dice lo que más desea un corazón humano: que nos quiere aquel por quien somos y existimos. El evangelio nos asegura que al ser bautizados en Él, somos por Él acompañados y salvados, seamos de la nación que seamos. 

Cada comunión es vida y salvación que recibimos de ese Dios amoroso. Es posible entrar en comunión con Él, porque se ha abajado y se ha puesto a nuestra altura para elevarnos y plenificarnos.

Comulguemos con fe, con conciencia, con más amor, porque Dios Padre  nos entrega a su Hijo en cada Eucaristía y nos infunde la fuerza de su Espíritu Santo ¡Merece la pena recibir a Dios conscientes y bien preparados, y con la misma alegría con que  lo han hechos los niños de nuestras parroquias en los recien pasados días de Pascua!

 

30/05/2015 16:45 Angel María Pascual #. Pastoral

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris