Facebook Twitter Google +1     Admin

Rogándole a San José, el humilde carpintero

20150319230336-san-jose-de-chari-cascante.jpg

El humilde carpintero, que es José de Nazaret, fue formador pionero, en su pequeño taller, del que es Sacerdote Eterno; y aprendía junto a él.

¡Enséñanos, San José, a formarnos como Cristo en tu hogar de Nazaret!

Le enseñabas obediencia mientras crecía tu fe, ibas haciendo experiencia mirándole obedecer, y con humilde paciencia aprendías tú de El.

¡Enséñanos, San José, a formarnos como Cristo en tu hogar de Nazaret!

Crecía Jesús en gracia y tú aprendías, José, junto a tu esposa María que cuidaba aquel taller, a vivir con alegría, con esperanza y con fe.

¡Enséñanos, San José, a formarnos como Cristo en tu hogar de Nazaret!

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris