Facebook Twitter Google +1     Admin

El placer y la utilidad de leer y releer mis queridos libros...

20150130222119-2015-01-30-22.17.46.jpg

Copio un párrofo del librito "84, Charing Cross Road", que he leído con tato gusto y rápidez estos días, que me parece genial. Porque me anima a seguir releyendo con provecho y gusto mis buenos y queridos libros que dan brillo y rango a mi humilde biblioteca personal: 

Cada primavera hago una limpieza general de mis libros y me deshago de los que ya no volveré a leer, de la misma manera que me desprendo de las ropas que no pienso ponerme ya más. A todo el mundo le extraña esta forma de proceder. Mis amigos son muy peculiares en cuestión de libros. Leen todos los best sellers que caen en sus manos, devorándolos lo más rápidamente posible..., y saltándose montones de párrafos según creo. Pero luego JAMÁS releen nada, con lo que al cabo de un año no recuerdan ni una palabra de lo que leyeron. Sin embargo, se escandalizan de que yo arroje un libro a la basura o lo regale. Según entienden ellos la cosa, compras un libro, lo lees, lo colocas en la estantería y jamás vuelves a abrirlo en toda tu vida, ¡PERO NUNCA LO TIRAS!¡JAMÁS DE LOS JAMASES SI ESTÁ ENCUADERNADO EN TAPA DURA! Pero... ¡por qué no? Personalmente cre que no hay nada menos sacrosanto que un mal libro e incluso un libro mediocre. (Helene Hanff)


30/01/2015 22:21 Angel María Pascual #. Libros

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris