Facebook Twitter Google +1     Admin

La lluvia no pudo con nuestra procesión de Jueves Santo

20120405231940-319c39ad72705eb1ffff83d3ffff8709.jpgY salimos a la calle, tras la celebración en la iglesia parroquial. Salimos después de una pequeña, pero intensa espera. Los tambores y trompetas la hicieron más llevadera.
Dos pasos, preciosamente iluminados, escoltados por la cofradía, los tambores y las tompetas: Cristo con la cruz a cuestas y el Calvario. Las calles de Villamediana se convertían en Jerusalen, viendo pasar al Redentor, tras la última Cena, al Huerto de los Olivos.
Fuerza y devoción en los portadores de estos magníficos pasos. Piedad y gozo en los que acompañábamos, paraguas en mano. No hizo falta abrirlos, pues, tras la lluvia, la noche quedó serena y agradable. Hasta se asomó la luna del plenilunio de primavera, por entre las nuebes, para ver este espectáculo de religiosidad popular y de fe.
05/04/2012 23:19 Angel María Pascual #. Pastoral

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris