Facebook Twitter Google +1     Admin

Existen

20110305230005-milagros.jpg

Hoy me contaba, con toda sencillez, una señora, que vino a encargar una misa por su madre, fallecida hace unas dos semanas, a la que cuidó heróicamente durante los ultimos meses de una durísima y penosa enfermedad, que, tras la muerte de esa buena madre, Dios la ha curado de la diabetes que padecía.

Y es que existen los milagros, que Dios concede según providente determinación, para que los beneficiarios y quienes los conocemos seamos mejores. Yo doy gracias a Dios por ser, de vez en cuando en el pastoreo sacerdotal, testigo de algunos.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris