Facebook Twitter Google +1     Admin

Unido a la consagración de los sacerdotes a la Virgen, hecha hoy por el Papa

20100512232309-02.jpg

Virgen Inmaculada, nosotros,

hijos en el Hijo y sacerdotes suyos,

nos consagramos a tu Corazón materno,

para cumplir fielmente la voluntad del Padre.

 

Somos conscientes de que, sin Jesús,

no podemos hacer nada (cfr. Jn 15,5)

y de que, sólo por Él, con Él y en Él,

seremos instrumentos de salvación para el mundo.


Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris