Facebook Twitter Google +1     Admin

Dolor por el cisma de Eduardo Aguirre en Guatemala

20071030011533-12.jpgDolor y pena por él, por lo que pudo ser, por lo que no debió hacer. Que los nuevos beatos mártires del Siglo XX intercedan para que se termine el cisma y retornen a la unidad los que se fueron. En especial para que retornen los queridos amigos de Comalapa que nunca debieron irse. También se lo pido a la Virgen a quien el cismático dice amar. Que ella lo retorne a la sensatez. Sus razones para la ruptura son sinrazones. Muy rimbombantes, muy aparentemente eruditas, pero sinrazones. Porque nunca hay razón para el mal. Porque siempre hay razón para la conversión y el regreso. P. Guayo, vuelva al lugar de donde nunca se debió ir. Por la memoria de Mons. Melotto, que confiaba en usted. Por tantos inocentes como se pueden confundir siguiendole a usted. Cuente con mi oración para su retorno a la unidad. Que Dios le ayude.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris