Facebook Twitter Google +1     Admin

Interesante artículo que da luz sobre una cuestión palpitante

Coronavirus. Trampas, no

Jorge, el 8.03.20 a las 10:26 AM

Anoche me llamó un amigo para contarme que no había podido comulgar en la misa vespertina. La razón fue que el sacerdote les dijo que según órdenes recibidas quedaba suprimida la comunión en la boca.

Este amigo se puso en contacto conmigo para preguntarme quién había dado esa orden. Tuve que decirle que lo ignoraba, ya que, desde luego, en mi mail no había recibido nada ni tampoco via whatsapp, que a veces utilizamos para comunicación más inmediata.

No obstante, decidí pasearme por la red para ver cómo andaban las cosas y por si algo se me hubiese pasado. Es cierto que pude leer recomendaciones de algunas diócesis, pero no de Madrid, y a lo más que llegué fue a una nota de la conferencia episcopal, que me costó mucho dar con ella, y unas recomendaciones del secretario de la conferencia en las que se nos ofrecen pistas de puro sentido común. En ningún caso prohibición estricta de comunión en la boca. Así que no me queda más fremedio que concluir que el señor cura del caso negó la comunión en la boca por su cuenta. Mal hecho.

 

 

Los curas tenemos una cierta tendencia a ser señores feudales que hacemos y deshacemos lo que nos viene en gana, yo el primero. Por eso nos viene bien que alguna vez alguien nos pida explicaciones, cosa que llevamos mal por falta de costumbre. 

Las redes sociales nos han hecho un enorme favor, y es el de acabar con la impunidad en casos de caciquismo como el de declarar obligatorio comulgar en la mano. A ver si aprendemos.

A ver si con la cosa del Pisuerga y Valladolid alguno va a aprovechar lo del coronavirus para acabar con la comunión en la boca. Por eso digo que precauciones las normales, pero cuidadín con hacer trampas.

Y aquí tienen las recomendaciones del secretario de la conferencia episcopal. Esto es lo que vale a día de hoy a no ser que alguna diócesis haya sacado normas propias que, desde luego, no es el caso de Madrid:

 

NOTA DE PRENSA

En relación a la situación señalada por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, vinculado a la expansión del coronavirus en España, el Secretario general de la Conferencia Episcopal Española ha realizado esta mañana algunas indicaciones sobre esta cuestión, que son pautas compartidas por numerosas diócesis y por la Iglesia en España:

– Conveniencia de retirar el agua bendita de las pilas que hay en las entradas de las iglesias y en otros lugares de devoción.

– Posibilidad de ofrecer en la celebración de la eucaristía otro gesto de paz distinto al habitual de abrazar o estrechar la mano a los que están próximos.

– Que las personas que distribuyen la comunión durante la de la eucaristía, se laven las manos antes y después de este momento.

– Que las muestras de devoción y afecto hacia las imágenes, tan propias de este tiempo de Cuaresma y en la próxima semana Santa, puedan ser sustituidas por otras como la inclinación o la reverencia, evitando el contacto físico con ellas, y facilitando una mayor rapidez que evite aglomeraciones.

Además de estas, más generales, en algunas diócesis, templos, cofradías o parroquias podrían añadirse otras más específicas, atendiendo a los costumbres propias de esos lugares.

Madrid, 6 de marzo de 2020

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris