Facebook Twitter Google +1     Admin

Mi conocimiento del recién nombrado Obispo de mi Diócesis: Monseñor Carlos Escribano

20160524164614-carlos-escribano-obispo.jpg

El pasado 13 de mayo fue nombrado Obispo de mi diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño, en sustitución de Don Juan José Omella por trasladado a Barcelona, Don Carlos Escribano, hasta ahora Obispo de Teruel.

Conocí a Don Carlos el año 1993 cuando, siendo él seminarista, visitó Sololá en Guatemala, donde yo era entonces rector del Seminario, con algunos compañeros suyos y uno de sus formadores. Pasó allí un mes, conociendo aquella realidad, e hizo buenos amigos entre los seminaristas guatemaletecos y salvadoreños que allí se formaban. Personalmente me causó buena impresión, como todos sus compañeros, que entonces eran seminaristas y ahora, magníficos sacerdotes.

Recuerdo particularmente el favor que me hicieron, seminaristas y formador, al encargarse ellos, en su equipaje, de transportar un sagrario para el seminario, que yo acababa de adquirir en España, con un donativo que había recibido. Siempre lo recordaré con agradecimiento.

En 1999 nos visitó de nuevo en Sololá y entonces pude conocerlo más de cerca, y notar sus magníficas cualidades y su gran altura humana e intelectual. Lo invitó uno de los formadores del seminario, que seguía en contacto con él, porque habían hecho buena amistad en la anterior visita, siendo los dos entonces seminaristas. Además de dar unas magníficas clases a los alumnos, recuerdo que regaló al Seminario una preciosa imagen de la Virgen del Pilar, que le agradecimos mucho.

Lo volví a saludar de nuevo el año 2003 en el mes de agosto, cuando vino a devolver a mi casa de Sorzano, donde pasaba unos días de vacaciones conmigo, desde Zaragoza a donde había ido a visitarlo, al P. Juan Vicente Chopín, de El Salvador, que tenía amistad con él desde los años de Sololá. Me confirmó la buena opinión que tenía del entonces párroco Carlos Escribano, verle tan servicial, atento y cercano.

En las "Memorias anuales" del Seminario de Sololá quedaron así reflejadas las visitas de Don Carlos al Seminario:

Año 1993. En julio y durante un mes tuvimos entre nosotros la alegre presencia de diez seminaristas españoles, del Colegio Eclesiástico Internacional Bidasoa, Pamplona, acompañados por su formador, P. Enrique de la Lama, sacerdote de la diócesis de Calahorra, España, a la que pertenecen algunos formadores de nuestro seminario.

Compartieron sus vacaciones con los niños de Solóla, visitaron la cárcel y el hospital, así como varias parroquias. Tuvieron ocasión de acercarse así a la realidad de nuestro pueblo, pobre pero lleno de fervor religioso y de alegría cristiana.

En la última semana compartieron mesa y charla con nosotros y el P. Enrique impartió a los seminaristas un curso, que nos ayudó a precisar y valorar lo positivo de la secularidad, que nos vendrá bien para vivir nuestra identidad de futuros sacerdotes seculares. También el P. Enrique impartió a los sacerdotes de la diócesis un curso de formación permanente.

......................

Año 1999. En el mes de agosto tuvimos también la ayuda del P. Carlos Escribano, de la diócesis de Zaragoza, en España, a quien conocimos hace años como seminarista en la visita que hiciera a nuestro Seminario con el grupo del P. Enrique de La Lama. Invitado ahora por el P. Julio César, se animó a realizar esta experiencia de profesor, que a todos nos dejó muy satisfechos. La calidad de sus enseñanzas, y el afecto de su trato nos han ganado el corazón. Ojalá se anime y repita de nuevo el próximo año.

24/05/2016 16:46 Angel María Pascual #. Personas

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris