Facebook Twitter Google +1     Admin

Acompañando, hacia Corea, al Papa con la oración

20140814000006-paparumboacorea-644x362.jpg

Me hubiera encantado acompañarle en ese avión hasta esas benditas tierras coreanas, habitadas por gente muy trabajadora y muy religiosa. Lo digo por unas personas coreanas que conocí hace años. Se trata de unas religiosas intrépidas que educan a cientos de niños en Guatemala. Y lo hacen con un estilo inimitable, pero muy eficaz. Y lo hacen, además, con espíritu apostólico, desinterés y sin abandonar la tarea. Recuerdo especialmente a la Madre Acela, que dirigía esa obra educativa. Me hacía gracia cuando decía: "Ñuestros ñiños", porque ponía inteligencia, afecto y entrega total. En esa casa celebré mi última misa en Guatemala, lo cual acrecienta mi afecto.

Pero, ya que no puedo viajar tan lejos, me uno al séquito papal con mi oración de estos días para que sea un viaje lleno de fruto, que lleve esperanza y alegría a los intrépidos cristianos coreanos ¡Feliz viaje, Santo Padre Francisco!

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris