Facebook Twitter Google +1     Admin

Subiendo, bajando y peregrinando incansables por Jerusalen

20120809215642-riojanos-con-patriarca-de-jerusalen.jpg

Cual si reviviesemos los ejetreos del amanecer del la Pascua primera, hemos amanecido tempranisimo para ir al Santo Sepulcro y al Calvario y rezar tranquilos, sin apelotonamiento de peregrinos, en el mismo lugar donde fuimos redimidos por la muerte y resurreccion de Cristo. Eramos cuatro sacerdotes y el Obispo. Tras admirar el complejo edificio de la Basilica Santa, he besado con emocion el lugar donde estuvo clavada la cruz y he pasado un buen rato ante el monumento que cubre el Santo Sepulcro, donde por estar celebrando misa, no pudimos entrar.

De vuelta al hotel hemos salido, bien desayunados, hacia el monte de los Olivos, comenzando nuestro peregrinar por empinadas cuestas y bajadas de vertigo, en esta accidentada Ciudad de David. Conmueve la vacia iglesia de la ascension, guardada por los musulmanes y admira la fe de los cruzados que edificaron construccion tan durable y devota.

Admirable la vision de la ciudad vieja y la explanada del templo, contemplada desde el santuario menor del "Dominus Flevit". Y, bajando y bajando, hasta el nivel del torrente cedron, hemos entrado a la Basilica de las naciones, sobre la roca de la agonia y rodeada de olivos, casi contemporaneos de Cristo.

De nuevo ha sido una misa conmovedora y llena de peticiones por la diocesis, la parroquia, la familia y los amigos. Donde Dios sufrio agonia es facil presentar los dolores y tribulaciones de las personas que se quiere y se tiene la certeza de ser escuchados. Por cierto, me ha impresionado el joven franciscano, que recriminaba el parloteo de lo peregrinos y lograba el silencio con una eficacia inusual. Por lo que rebautice la basilica como "lugar del fraile enojado". Visitamos y rezamos a continuacion la iglesia de la Asuncion de la Virgen donde encomende especialmente a mi parroquia de Villamediana, que la tiene por titular.

A continuacion visitamos el Muro de las Lamentaciones, lleno de judios devotos que cantaban y bailaban, en la presentacion de los que llegaban a la edad de los doce, famosa en la vida de Jesus por su perdida. Y casi perdemos a los peregrinos, que tuvieron que separarse por sexos, y despues los maridos no encontraban a sus esposas y, lo que es el amor esponsal, no pararon hasta encontrarlas. Sali de la visita todos con flamantes solidesos, convertidos de repente en improvisados obispos.

Impresionante la iglesia de "San Pedro in galli cantu". Pude admirar las excavaciones que han descubierto parte de las calles, casas y palacios de la epoca de Jesus. Y conmovedora y espeluznante la carcel descubierta en la que fue casa de Caifas, donde Cristo paso la amarga noche de su prendimiento y condena. Como decia la incansable "peregrina Carmenchu", aquello sogrecoge el alma. En la iglesia de la Dormicion de la Virgen, donde los benedictinos alemanes han logrado un ambiente que invita a orar y contemplar, he rezado tambien muy a gusto y he pedido con fe por todas las personas que se han encomendado a mis oraciones peregrinas.

Y, tras comer en la casa de acogida de los franciscanos, hemos estado en el Cenaculo, que impresiona tambien por no ser lugar de culto crisitano. Hemos podido cantar, rezar y meditar los grandes misterios que alla sucedieron y los sacerdotes hemos renovado, en el lugar de su nacimiento, nuestro sacerdocio ante el Obispo. Ha sido muy confortante y estimulador. Las peregrinas devotas no han dejado de poner con sus lagrimas el imprescindible complemento sensible que requieren estos casos.

Y, finalmente nos ha recibido a los cuatrocientos cuarenta y cinco riojanos, presididos por nuestro Obispo, el Patriarca Latino de Jerusalen. Nos ha agradecido la visita y se ha fotografiado con nosotros. La generosidad de los riojanos ha permitido tambien hacerle un buen donativo que se destinara a la educacion de jovenes cristianos palestinos sin reccursos, que estudiaran en la nueva universidad cristiana que se ha abierto en Jordania.

Un dia, pues en que los peregrinos estan agotados por fuera, pero muy felices y satisfechos por dentro. Un dia maravilloso, digno de la Santa y Unica Ciudad de Jerusalen y, todo ello, a pesar de los subidisimos calores e insaciable sed que se les asocia.

La foto es del último día con todos los peregrinos y el Patriarca Latino de Jerusalén.

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Oswaldo Catalan

Que Dios lo bendiga y haya renovado su fe y su sacerdocio

Fecha: 12/08/2012 04:51.


gravatar.comAutor: Angel Mª Pascual

Gracias, Oswaldo. Un gusto recibir tu comentario. Saludos.

Fecha: 12/08/2012 23:03.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris