Facebook Twitter Google +1     Admin

Viendo libros en Madrid

20120102181020-9788432138355.jpg

He podido disfrutar en este breve viaje a Madrid de las repletas librerías madrileñas en las que se pueden encontrar todas las novedades editoriales que tardan tanto en llegar a provincias.

He conseguido un librito, de tan sólo 110 páginas y que cuesta diez euros, que casi he terminado de leer en mi viaje de regreso, a pesar de que he dormido una parte del largo trayecto.

Es un libro profundo, muy divulgador, original y atractivo sobre el sacerdocio. Su autor es el famoso estodounidense, converso al catolicismo Scott Hahn. Reflexiona, como indica el subtítulo, sobre la grandeza del sacerdocio, que tiene como misión "dar vida, porteger y abastecer a la familia de Dios". Lo explica así el autor:

Lo que espero lograr en el transcurso de este libro es recuperar la verdad bíblica y teológica sobre el sacerdocio y la paternidad. He aquí el porqué: ambas realidades están profundamente relacionadas entre sí. Es más, describen los roles para los que los hombres (varones) fueron creados. Dios creó a los hombres para ser padres. Los llamó hombres para que fuesen padres. Y nuestros corazones seguirán inquietos hasta que descansemos dentro del rol para el que fuimos llamados por Dios y por su Iglesia.

Soy un hombre felizmente casado, un padre orgulloso de sus cinco hijos y una hija, y abuelo de tres criaturas. Doy gracias a Dios por la paternidad que me ha otorgado. Y aún así, creo que ha conferido una paternidad más perfecta, y en última instancia más satisfactoria a quienes Él ha llamado al sacerdocio.

Me parece un libro ideal para que lo lean seminaristas y sacerdotes, pero también cualquier bautizado que desee aapreciar como se merece la vida sacerdotal.

02/01/2012 18:10 Angel María Pascual #. Libros

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris