Facebook Twitter Google +1     Admin

Tocando ya la Navidad

20111126213004-img-8817.jpg

“Velad, pues no sabéis cuándo vendrá el dueño de la casa”

Pero para que la Navidad del Señor transforme nuestros corazones, la gran lotería que a todos debiera tocar, necesitamos despertar de la somnolencia y la desgana, como nos dice el Evangelio de este primer domingo de adviento.

Tenemos por delante cuatro semanas para avivar la lámpara de la fe con una oración más intensa, con una sobriedad alegre en el comer y en el beber y con una solidaridad desprendida para ayudar al que lo pasa peor que nosotros. La corona de Adviento, que se va iluminando semana a semana con una luz nueva, nos lo puede recordar.

Así la Navidad vendrá  y no pasará sin dejar huella, sino que ablandará nuestro corazón y dará luz y vida al mundo, a nuestras familias y a nuestras personas. Y entonces sí que será una felicísima Navidad.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris