Facebook Twitter Google +1     Admin

La gran fiesta de la Divina Misericordia

20100410234319-divina-misericordia.jpg

Para seguir celebrando al Resucitado y llenarnos de alegría y de esperanza, aunque el mal siga siendo muy poderoso.

Pero la Divina Misericordia pone un límite al mal, que no saldrá triunfador, que será derrotado.

Por eso celebro, ya desde la víspera, La Divina Misericordia, agradecido a Juan Pablo II que nos dejó esta fiesta como preciosa herencia.

La celebro con oración, predicación fogosa y alegría.

Con el auxilio divino ¿Quién temerá?

¡Feliz celebración y que aprovechemos a beneficiarnos de las promesas que Cristo dijo a Santa Faustina que asociaba a esta fiesta!

10/04/2010 23:40 Angel María Pascual #. Pastoral

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris