Facebook Twitter Google +1     Admin

Dios habla y nos salva

20081028180758-biblia.jpg

La Palabra divina está al alcance de cualquiera con sensibilidad, espíritu, capacidad de escucha y deseos de salvación, por encima de mediocridades y reduccionismos. 

Nos los ha recordado el recien concluído Sínodo de los Obispos, reunido en Roma. Y nos ha animado a retomar esa Palabra escrita, pero viva en la Tradición de la iglesia, para beneficiarnos de ella y dar sentido a este mundo nuestro.

Ha sido conmovedor ver a tanto Obispo a la escucha de Dios y con deseo de que el mundo también escuche. Ha sido conmovedor el aliento que nos han dado a los creyentes. Personalmente me he visto animado a poner más interés en la escucha y predicación de la Palabra de Dios en la Liturgia.

He renovado mis leccionarios, los he colocado en un lugar digno y voy a hacerme con unos buenos comentarios bíblicos para usarlos en las misas entre semana. Ojalá que este revulsivo del Sínodo nos permita acercarnos con más intensidad y provecho a la Palabra de Dios. Animo a los lectores de este Blog a hacerlo así y espero sus comentarios.

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Julio César

Estoy terminando de leer la homilía del Papa en la clausura del Sínodo y voy leyendo las proposiciones que publica zenit día a día. Espero que todos, siguiendo al Papa, podamos darle toda la importancia que tiene la Palabra de Dios en la celebración litúrgica.

Fecha: 29/10/2008 06:18.


gravatar.comAutor: Miguel Ángel

Debemos dejar a un lado la pereza y el cansancio para tomar nuevamente la Palabra de Dios y dedicar unos minutos diarios a su lectura. ¡Cuánto puede cambiar nuestra vida! Eso sí, no hemos de contentarnos con una lectura espiritual de la Biblia, como indica el Papa; dediquemos un tiempo a su estudio concienzudo también.

Fecha: 04/11/2008 11:57.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris