Facebook Twitter Google +1     Admin

Releo, admirado, el libro del Papa

20080110233310-prev23.jpg

Vuelvo a leer estos días y a comentar lo que más me impresiona y ayuda del magnífico libro de Benedicto XVI "Jesús de Nazaret". Creo que aporta tanto que sería imperdonable no aprovecharlo al máximo, leyendolo y releyendolo, y haciendo partícipes a los demás de lo que a nosotros nos sugiere.

Hay un primer párrafo (en la presentación del libro) que me impresiona y copio: "Sin su enraizamiento en Dios, la persona de Jesús resulta vaga, irreal e inexplicable. Este es el punto de apoyo sobre el que se basa mi libro: considera a Jesús a partir de su comunión con el Padre. Este es el verdadero centro de su personalidad. Sin esta comunión no se puede entender nada y partiendo de ella Él se nos hace presente también hoy" (pág. 10).

Cuando hoy tantos consideran a Jesús como un simple hombre el Papa nos enseña a verlo en su grandeza, en su verdad, en su autenticidad divina. Y nos muestra que si esta realidad se oscurece no se entiende nada de Jesús y, sobre todo, no se puede entablar amistad con Él, ni ser salvados por Él.

El Papa saca al Cristo auténtico y vivo de las paginas evangélicas, devolviéndoles su lozanía, sacándoles brillo exegético, haciéndolas inteligibles y claras. El Papa hace pensar, hace profundizar, llevándonos de la mano con una arte magistral, con una inigualable pedagogía magisterial.

Gracias, Santo Padre; gracias, Profesor; gracias, Amigo, por enseñarnos este manantial de aguas cristalinas que es el Evangelio, y gracias por recoger esas aguas en ese magnífico vaso para sedientos que es tu libro. ¡Qué frescura, qué alivio, qué entusiamo siento!

 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris