Facebook Twitter Google +1     Admin

Oro, incienso y mirra para el Niño Dios

20170105233404-img-20170105-wa0009.jpeg

No le traigamos el plástico de la mediocridad, sino el oro de la excelencia, el del propio corazón, capaz de amar y perdonar.

No le regalemos el humo de la falsedad, sino el incienso de la sinceridad, que se eleva hacia lo alto.

No le regalemos perfumes baratos, sino la mirra del sacrificio y de la entrega.

Y el Divino Niño, como hizo con los Magos, se nos regalará a si mismo, que es, con mucho, el mejor Don.

¡Felices Reyes Magos!

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris