Facebook Twitter Google +1     Admin

Ecos del Encuentro Sacerdotal Diocesano

20141015223644-2014-10-15-12.50.20.jpg

Ayudó a nuestro presbiterio a ser intrépido y más animoso.

Nos enseñó que sobran curas regañones, enojados y de mal humor.

Nos invitó ser positivos, creativos y más alegres.

Me pareció que el clero formado en el postconcilio es ya residual en mi presbiterio: su empeño fue oponerse a lo anterior.

Yo me formé, como la mayoría del presbiterio riojano, en el postconcilio y lo anterior, para nosotros, son justamente ellos. 

No necesitamos, pues, más confrontación sino ánimo, oración y buena cara.

Me animó mucho, al menos a mí, el sentido positivo de mi Obispo, su ejemplo, su cercanía y su afán de integrar y no confrontar... y los magníficos conferenciantes a los que invitó a este encuentro.

Ahora, pues, tras este feliz evento, empeño para hablar menos, rezar más y ponerle al mal tiempo buena cara.

¡Animo, pues, que la victoria nuestra es!

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris