Facebook Twitter Google +1     Admin

Una fiesta para el recuerdo y el afecto sacerdotal: el Domingo del Buen Pastor

20140510174311-1366563130017.jpg

Con gran ilusión vengo celebrando desde hace, al menos quince años, el Domingo del buen Pastor: Un domingo para disfrutar con el oficio pastoral, para sentirse arropados por quienes son confiados a nuestro cuidado sacerdotal, y para pedir que los que sepreparan para ser pastores del Pueblo de Dios lo hagan con eficacia y gozo.

Un domingo también para pedir vocaciones, ahora que en algunos lugares, escasean. Pedirlas confiados y agradecidos, porque cada vocación es siempre un milagro y un gozo ¡Feliz día del Buen Pastor, amigos!

Para ser el mismo Cristo Dios eterno me llamó y tan claro yo lo he visto que se acabó mi temor.

Las cruces en el camino, el cansancio y el dolor, no oscurecen mi destino ni me enfrían el amor.

Sin detenerme por nada voy siguiendo al Buen Pastor y vivo cada jornada sirviendo al Pueblo de Dios.

Prepararé cada día el alimento mejor: la Sagrada Eucaristía, cuerpo y sangre del Señor.

Ser sacerdote es misterio. Ser sacerdote es misión. Lo he tomado muy en serio y lo vivo con pasión.

Sin detenerme por nada voy siguiendo al Buen Pastor y vivo cada jornada sirviendo al Pueblo de Dios.

10/05/2014 17:43 Angel María Pascual #. Pastoral

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris