Facebook Twitter Google +1     Admin

Escuchar a Dios ilumina y revitaliza

20140104001913-bible-and-candle.jpg

Lo dice rotundamente el evangelio de este primer domingo del Año Nuevo: “En la Palabra había vida, y la vida era la luz de los hombres”. Y los creyentes sabemos por experiencia que lleva razón: porque esa Palabra divina ha disipado muchas oscuridades de nuestros caminos y ha revitalizado, en múltiples ocasiones, nuestro marchito corazón.

Si queremos que el nuevo año sea feliz, no dejemos de escucharla y de guardarla y meditarla en nuestro interior. Así se realizará en nosotros lo que dice San Pablo, en la segunda lectura de este domigno,  que llegaremos a comprender “cual es la esperanza a la que Dios nos llama y cuál la riqueza de gloria que da en herencia a los santos”. Porque, afirma el evangelio, aunque “a Dios nadie lo ha visto jamás: el Hijo único, que está en el seno del Padre, nos lo ha dado a conocer”.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris