Facebook Twitter Google +1     Admin

Lutos y esperanza

20120713222856-319c39ad72705eb1ffff83d1ffff8709.jpg

He vivido unos días de acompañamiento a unas familias que han perdido a alguno de sus seres queridos. El hogar parroquial se une, acompañando el dolor de quienes lo forman, y les presta el impagable auxilio de la esperanza cristiana.

Rezar juntos, sentirnos una gran familia unida, ayuda de verdad. Y, como en cualquier hogar, no falta la compañía, el cuidado y el cariño de nuestra Madre, la Virgen Dolorosa. Con ella salimos adelante, confortados y alentados.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris