Facebook Twitter Google +1     Admin

Consecuencias de la enseñanza clara de los Obispos sobre el amor humano

20120707185103-8931425-signo-de-mano-juntos-amor-familiar.jpg

Estas son algunas de las consecuencias, que según mi pensar, se deducen de las enseñanzas del último documento de los Obispos de España: "Orientaciones sobre el amor conyugal, la ideología de género y la legislación familiar":

 1.- El origen del amor no se encuentra en el hombre mismo, sino en el misterio de Dios, que se revela y sale al encuentro del hombre. POR TANTO: el amor hay que pedirlo en la oración y cultivarlo con el sacrificio, así puede durar para siempre y puede admitir un compromiso estable y duradero.

2.- La persona humana existe necesariamente como hombre o como mujer. POR TANTO: va contra la naturaleza y contra su autor que es Dios lo que enseñan muchas escuelas y difunde alguna TV, radio y períodicos: que se puede elegir, alterar o cambiar de sexo, para producir un goce sexual que sería lo único que hace feliz al ser humano.

3.- El amor conyugal es un amor comprometido: una comunidad de vida y amor; un amor plenamente humano y total, que ha de ser fiel y exclusivo; fecundo, abierto a la vida; en el que tiene sentido entregar la libertad para siempre. POR TANTO: El matrimonio a prueba, las relaciones y convivencia marital prematrimonial, el llamado “divorcio expres” y el rechazo de la paternidad y maternidad responsables, no humaniza, sino que deshumaniza la sociedad, la hace insegura y ciega el futuro.

4.- En muchos ámbitos de la sociedad está muy extendida una visión reductiva y fragmentaria de la sexualidad. Por eso, en el convencimiento de la belleza de la verdad que une la dignidad humana con la vocación al amor, hay que educar en la importancia que tiene la rectitud en el ámbito de la sexualidad, tanto para las personas como para la sociedad entera. POR TANTO: Las escuelas, la calle y los medios de comunicación debieran educar para la entrega, cuando resulta placentera y cuando cuesta, y no promover el disfrute del sexo, como mero placer, a toda costa.

5.- El espiritualismo y la “ideología de género” distorsionan la consideración del hombre hecho a imagen de Dios y, derivadamente, distorsionan también las imágenes del matrimonio y de la familia. POR TANTO: Ni un espiritualismo inhumano que vea pecado en todo, ni una “ideología de género”, que aplauda el vicio y fomente el sexo contra la naturaleza y contra la verdad y el bien físico y moral del ser humano.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris