Facebook Twitter Google +1     Admin

Domingo de la Divina Misericordia

20120415224017-el-papa-y-la-divina-misericordia-12675.jpg

He recordado, de regreso a mi parroquia de mi viaje madrileño, en este Domingo de la Divina Misericordia al Beato Juan Pablo II, que se nos fue al cielo en la víspera de un domingo como el de hoy. Y me he emocionado leyendo el pequeño, pero interesante libro, que relata los favores que, desde entonces, viene dispensando a quienes se acogen a su intercesión. Yo le pido por las necesidades de feligreses, amigos y familiares. Que Juan Pablo II nos siga llevando por los caminos, que nos señaló en su vida, de confianza y recurso a la Divina Misericordia. Sin ella el mundo no encontrará salida. Con ella, se llenará de esperanza y de alegría.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris